Sobrepoblación animal en General Alvear, una realidad que nos concierne a todos

En General Alvear es evidente la desidia que padecen los animales que residen en la calle, sufriendo hambre, sed, inclemencias climáticas y un alto riego a padecer enfermedades y accidentes.
Algunos de los residentes de manera voluntaria les brindan agua, comida y reparo en diversas ocasiones, pero estas acciones no son suficientes. Día tras día, no dejan de aparecer casos de perros y gatos dejados a la deriva, abandonados o de dueños que no interpretan el correcto significado de tenencia responsable.

Rubén en comunicación con Alvear Noticias manifestó: “Estoy cansando que en la tranquera me dejen perros, hace más de 30 años que vivo en Alvear y me han llegado a dejar hasta caja con cachorros, perras embarazadas entre otros. Que se hagan cargo, no que le tiren el problema al vecino”.

La elección de adoptar una mascota, debe ser una decisión bien pensada, teniendo en cuenta que el compromiso durará, cuando se trate de perros alrededor de 12 a 15 años y de gatos incluso algo más. Durante toda la vida del animal deberán serán atendidas sus necesidades de alimentación, higiene, salud, vacunaciones, desparasitaciones, revisiones veterinarias, castración, tratamientos, lugar seguro/reparo, comportamiento y socialización, identificación, entre otros.

No solo debemos entender la tenencia responsable en términos de bienestar animal sino también en salud humana. ¨Dueños¨ que dejan salir a pasear a sus animales sin supervisión, que no se responsabilizan de sus excrementos aumentado así la contaminación ambiental o que directamente abandonan a sus mascotas, propician la transmisión de enfermedades zoonóticas y la posibilidad de accidentes de tránsito y heridas por mordeduras, de las cuales los mismos propietarios de las mascotas son responsables de los daños, tanto civil como penalmente, sin contar con la problemática a nivel social que traen a las relaciones interpersonales dentro de la comunidad.

La tenencia responsable de mascotas debería ser algo ya incorporado en la conducta de los ciudadanos. Sin embargo, no siempre lo es. La realidad que hoy enfrenta a nuestro municipio en cuanto a la sobrepoblación animal, no solo es responsabilidad de los residentes sino también de la falta de políticas públicas y acompañamiento por parte del mismo,problemática que se viene arrastrando desde hace años.

Es necesario que el municipio se comprometa con la problemática y que implemente medidas para lograr el control ético de la población canina y felina a través de campañas de castración sumado a planes de vacunación. La puesta en marcha de programas de educación, concientización y difusión de los conceptos básicos de tenencia responsable, y la sanidad de perros y gatos, haciendo hincapié en el resguardo de la salud humana. Y la gestión transparente del departamento de zoonosis como punto de referencia que promueva una mirada más consciente y abarcativa que supone incorporar un animal de compañía a nuestros hogares.

De lo expresado anteriormente, se desprende que las acciones comunitarias que ya se viene realizando y la intervención de los organismos del estado, que propicien la colaboración de las instituciones educativas y sanitarias y acompañanen a las ONG´s, representan el camino más firme para solucionar esta problemática, resguardando el bienestar tanto humano como animal.

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.